Lo interceptaron entre seis y como no pudieron robarle le dispararon al parabrisas

Esto le tocó vivir a un remisero en la madrugada del domingo. Uno de los delincuentes apoyó el arma en el vidrio y disparó. Por suerte no se rompió y logró salvar su vida.

El domingo a la madrugada, promediando las 5 de la mañana, Alejandro tomó un pedido de la empresa para buscar a una pasajera habitué en República de Siria al 7.900 y la llevó hasta Dorrego al 7.900. Esperó a que entre, y salió por calle Azcuénaga, y entre Lavalle y Guemes, «que está medio oscuro, se me vienen seis muchachos, uno se pone de frente y otros me intentaron abrir las puertas. Como estaba trabado, el que me apuntaba se viene hasta el parabrisa, apoya el arma y dispara».

«Por suerte la bala no lo perforó, pero si lo rompió, ha sido un arma de poco calibre porque sino no lo estoy contando» contó Alejandro al Móvil de LT10.

«Me fui a la base, limpié el auto porque hizo un poco de astillas, me tranquilicé un poco y seguí trabajando. No queda otra» agregó sobre la traumática situación que le tocó vivir.

El ataque ocurrió en Coronel Dorrego, un barrio que últimamente es noticia por los distintos episodios de inseguridad. «Es una zona liberada, son cinco o seis menores que andan» dijo Alejandro.

«Yo soy otro más que no va a entrar ni de día ni de noche, van a pagar justos por pecadores, pero no se puede porque no tenemos seguridad, no vemos la policía dando vuelta» concluyó.

fuente: lt10.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *