Explosión en la URI: el policía más grave salió de terapia intensiva y el otro ya fue dado de alta

Así lo confirmó el director del hospital Cullen en la mañana de este viernes, a tres semanas de la explosión en el área de la Brigada de Explosivos de la Unidad Regional I donde habían casi tres toneladas de pirotecnia secuestrada.

A tres semanas de la fuerte explosión que sacudió el patio central de la Unidad Regional I de la ciudad de Santa Fe, los dos policías que sufrieron las lesiones más importantes debido al estallido casi tres toneladas de pirotecnia en la Brigada de Explosivos, continúan recuperándose. El agente que se encontraba más grave dejó la terapia intensiva y se recupera en la Sala de Quemados del hospital Cullen, mientras que el otro recibió el alta hospitalaria.

El director del hospital, Juan Pablo Poletti, brindó un parte médico de los heridos en el que detalló el estado de salud de ambos oficiales. Sobre el policía de 35 años que ingresó ese día a la guardia con el 35% del cuerpo quemado e importantes heridas en vías aéreas, el médico explicó que fue trasladado a Sala General recibiendo curaciones. «Está con traqueostomía, se alimenta por sus propios medios, deambula y está con curaciones cutáneas para reponer el tejido quemado. Se encuentra con buena evolución y fuera de peligro», añadió.

Juan Pablo Poletti, director del Hospital José María Cullen de Santa Fe.

Juan Pablo Poletti, director del Hospital José María Cullen de Santa Fe.Maiquel Torcatt / Aire Digital

El otro oficial involucrado en la explosión, indicó Poletti, se encuentra de alta hospitalaria y sigue recibiendo curaciones a través de los consultorios externos del hospital. «Ese paciente tuvo buena evolución y quedó prácticamente sin secuelas, más allá de que falta rehabilitar la parte cutánea».

El hecho

La explosión ocurrió pasadas las 8.30 de la mañana del viernes 13 de agosto y tuvo lugar en la oficina de la Brigada de Explosivos ubicada en el interior del edificio de la URI la cual se encuentra muy próxima al patio central de la repartición. Allí, por causas que se intentan establecer, ardieron cerca de 2800 kilos de pirotecnia que fueron secuestrados en el marco de procedimientos realizados por la Municipalidad de Santa Fe.

El dato fue informado por el subsecretario de la Agencia de Prevención de Violencia con Armas de Fuego, Lautaro Sappietro, quien detalló en una conferencia de prensa realizada fuera de la URI sobre la cantidad de pirotecnia que se encontraba en la oficina y cuál era su procedencia. «Habían sido secuestrados y estaban incautados por la policía y el municipio en operativos del año pasado», destacó el funcionario del Ministerio de Seguridad.

A raíz del hecho, la Justicia provincial abrió una investigación por la explosión de casi tres toneladas de pirotecnia que se encontraban depositadas en la Unidad Regional I del departamento La Capital. La pesquisa se encuentra a cargo de la fiscal del área de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación, Laura Urquiza, quien busca establecer las causas del estallido ocurrido en el interior de la Brigada de Explosivos.

Por el momento, la causa fue caratulada por «lesiones» y «estrago culposo» y sin personas identificadas. Entre las medidas en curso, la funcionaria ordenó el aseguramiento del lugar para llevar a cabo las pericias, que estuvieron a cargo de los agentes de la División Científica Forense de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). A su vez, dispuso una serie de secuestros de elementos que puedan ser relevantes para la investigación judicial que lleva adelante Asuntos Internos.

fuente: airedesantafe.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *