Dos policías fueron condenados por extorsionar a un carnicero de la ciudad para que les de dinero

Se trata de Miguel Ángel Maldonado de 43 años y Emilio Nicolás Perizzoti de 30. Se les impusieron tres años de prisión de cumplimiento condicional y seis años de inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos.

Dos policías fueron condenados por haber intentado extorsionar a un comerciante de la ciudad de Santa Fe y por haber falseado un instrumento público, ambos delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones como integrantes de la sección Seguridad Personal de la Unidad Regional I.

Los condenados son Miguel Ángel Maldonado de 43 años y Emilio Nicolás Perizzoti de 30, a quienes se les impuso una pena de tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación absoluta para ejercer cargos publicos durante seis años.

La sentencia fue impuesta por el juez Gustavo Urdiales en el marco de un juicio oral que finalizó esta mañana en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Policías

“Valoramos que el juez dio por acreditada la tentativa de extorsión, que es el accionar ilícito que desde la Fiscalía consideramos más importante”, destacaron Hernández y Jiménez. En tal sentido, aclararon que “los condenados se valieron de su trabajo como policías para intentar obligar a un carnicero de la ciudad de Santa Fe a entregar dinero, e incluyeron declaraciones falsas en un acta de procedimiento”.

Por otra parte, indicaron que “tanto Maldonado como Perizzoti fueron absueltos por la autoría de hurto calificado y encubrimiento con ánimo de lucro”. Al respecto agregaron que “aguardaremos los fundamentos del fallo para analizar los pasos a seguir en relación a estos ilícitos”.

Tentativa de extorsión

Los fiscales relataron que “el viernes 28 de noviembre de 2014 al mediodía, los uniformados irrumpieron en una carnicería ubicada en inmediaciones de calle Castañaduy al 6.800, y manifestaron que buscaban un arma de fuego ilegal”.

También aclararon que “el dueño del local no estaba presente” y narraron que “los condenados interrogaron a un empleado y revisaron el lugar”.

“A su vez, los condenados obligaron a la víctima a subir a un automóvil. Mientras recorrían la ciudad, llamaron por teléfono al dueño de la carnicería y le exigieron 5.000 pesos a cambio de la libertad del empleado”, señalaron los funcionarios del MPA. “Sin embargo, el comerciante al que trataron de extorsionar se negó a entregar la suma de dinero”, explicitaron.

Los representantes del MPA expusieron que “el empleado del local comercial permaneció detenido en una dependencia policial hasta las 16:30 del mismo día, cuando firmó bajo presión un acta con declaraciones falsas”.

Por último, detallaron que “el documento había sido redactado por los acusados y narraba una aprehensión en la vía pública que nunca existió, entre otras falsedades”.

fuente: lt9.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *