23 junio, 2021

Mesa Intersectorial pidió a Perotti la continuidad del puente sobre el Miní

Villa Ocampo La entidad denunció que la obra está paralizada hace 15 meses. Y sentenció que esa realidad hecha por tierra el resarcimiento histórico y el desarrollo equilibrado de la región. El reclamo por el viaducto lleva 60 años.

Por Gustavo Capeletti

 

La Mesa Intersectorial Pro Puente “San Vicente” en conjunto con el resto de las fuerzas vivas de la comunidad de Villa Ocampo remitieron una nota urgente al gobernador Omar Perott, para que “sin más dilaciones disponga la continuidad de la obra del puente sobre el Paraná Miní”, que se encuentra “paralizada hace ya 15 largos meses”.

 

Esto, a pesar de haber sido la “única obra pública provincial en ejecución del norte del departamento Gral. Obligado al momento de su asunción al frente del gobierno de todos los santafesinos”, consignaron.

 

 

 

La obra cumplió la totalidad de los pasos técnicos y administrativos correspondientes para su concreción, estando incorporada en los presupuestos provinciales 2019 y 2020, y “habiendo sido licitada y adjudicada por el gobierno provincial a la UTE ‘Puente Paraná Miní’”, conformada por Del Sol Constructora S.A. y Werk Constructora S.R.L., y con un avance de obra de casi el 5 por ciento al momento de su paralización, precisaron.

 

La Intersectorial más las demás entidades e instituciones calificaron de “inentendible e inaceptable la decisión de suspender los trabajos”. Y expusieron que en conocimiento de que no estaba incorporada la obra en el proyecto de Presupuesto 2021 enviado por el Ejecutivo provincial, lo que hacía caer definitivamente su concreción, “la comunidad ocampense, en forma espontánea, se convocó para exigir a los legisladores que valoren el reclamo histórico de más de 60 años para garantizar una comunicación vial permanente y segura con nuestra zona de islas de alta capacidad productiva y su proyección hacia la integración fluvial con Bella Vista (Corrientes) y área de influencia”.

 

“Es así que se logró que esta anhelada obra siga figurando en el Presupuesto Provincial 2021; renovando las expectativas que se generan en torno a ella”, recordaron.

 

Sin indicios claros

Sin embargo, lamentaron que a 15 meses de haberse paralizado los trabajos, que es casualmente el mismo tiempo en que estaba prevista su ejecución total, “no existen indicios claros de su pronta continuidad”, con lo cual se desconoce que “el valor central de dicha obra reside en que su concreción es sustento de gran parte del desarrollo de las cadenas de valor incluidas en el Plan Estratégico Productivo 2020-2030 de Villa Ocampo y zona, marginada social y económicamente, con un alto grado de desocupación y casi nula inversión en infraestructura básica”.

 

En el párrafo siguiente, mensuraron que lograr una comunicación permanente y segura con la zona de islas y la costa de la Hidrovía Paraná-Paraguay potenciará actividades productivas ecosustentables y de buena rentabilidad en la zona, como las cadenas cárnica, apícola, ictícola, turismo emergente; más el potencial que se generará en la conformación de un polo de desarrollo comercial, industrial, social, cultural y educativo con la vecina ciudad de Bella Vista y región.

 

A esa altura de la misiva, reclamaron al gobernador: “En estos días la comunidad ocampense debería estar esperándolo para inaugurar la obra del Puente ‘San Vicente’ sobre el Paraná Miní; sin embargo, estamos reclamando su continuidad con un avance de tan sólo el 5 por ciento”.

 

Un futuro diferente

Y fustigaron: “Claramente, esta situación echa por tierra el prometido resarcimiento histórico que merece el norte santafesino, ni tampoco forma parte de una política de desarrollo equilibrado del territorio provincial”.

 

En el mismo tono, requirieron que “no queremos ser parte de la grieta entre el sur rico y el norte empobrecido, no queremos ser parte de la grieta entre el gobierno actual y el anterior, no queremos ser parte de la grieta entre la administración provincial y las administraciones locales de diferentes signos políticos”.

 

Ya en el final del documento dirigido a la Casa Gris, dijeron querer “la construcción de un puente físico que nos permita crecer, desarrollarnos y que nos garantice un futuro diferente; y también ser protagonistas de un puente que supere todas las grietas”, para que las palabras se transformen en hechos concretos de justicia social, desarrollo equilibrado, esfuerzo conjunto, solidaridad y trabajo mancomunado de todos los sectores.