24 junio, 2021

Productores contra Paula Español: “Siguen equivocando el rumbo”

Cruces La secretaria de Comercio Interior amenazó con cerrar las exportaciones de carne. Eso después de intimar a industrias y comercios, tras verificar subas de precios y síntomas de desabastecimiento. 

Autoridades de entidades rurales y referentes del campo salieron al cruce de las declaraciones de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, que sostuvo que al Gobierno no le temblará “el pulso” si es necesario “cerrar las exportaciones de carnes” para evitar supuestas especulaciones con los precios de parte de los productores.

 

En este sentido, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, consideró que la administración que encabeza Alberto Fernández “sigue equivocando el rumbo”, en tanto el titular de CARBAP, Horacio Salaverri, dijo que “el cierre de las exportaciones es una medida probada que fracasó del 2007 al 2010” en la Argentina.

 

En medio de la polémica, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jorge Solmi, insistió hoy en que si el Gobierno descubre “maniobras especulativas” de parte de los productores de carne vacuna con relación a los precios, “se tomará la medida que plantea Paula Español o alguna parecida”.

 

Solmi remarcó que el aumento de precios “desvela a todos”, incluyendo a los funcionarios nacionales, en tanto evaluó que la situación que plantea Español está más relacionada con “un problema especulativo” que con “un problema del mercado”.

 

 

 

De todos modos, el funcionario indicó: “En el sector ganadero nosotros tenemos índices muy malos; eso significa que tengamos el mismo nivel de productividad ganadera que en el año ´78”.

 

“Lo que tenemos que hacer es mejorar el stock”, agregó, y dijo que “la carne que va a consumo interno generalmente no es del mismo rubro de animales que se faenan para la exportación”. “Nosotros tenemos el peso de faena más bajo del mundo, eso lo tenemos que elevar”, planteó Solmi.

 

El campo entró nuevamente en estado de alerta en las últimas horas, después de las declaraciones de Español: “El precio de la carne ha subido muchísimo más a finales del año pasado y también este año”, dijo la funcionaria.

 

“Ahí es cierto que nosotros avanzamos con un acuerdo, con el que vamos a seguir trabajando”, agregó, al tiempo que resaltó la necesidad de frenar la suba de precios. “Si seguimos viendo este tipo de comportamientos, no nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne”, enfatizó la secretaria de Comercio Interior.

 

En un comunicado, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) rechazó “de plano” las declaraciones de Español: “Se vuelve a insistir con una medida que fracasó”, dijo la entidad. “En un contexto de pandemia, en donde el trabajo no abunda, esta medida errónea también implicaría perder empleos en los frigoríficos afectados”, agregó.

 

Finalmente, el productor agropecuario y candidato a presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Nicolás Pino consideró que “estas medidas solo llevarían a repetir viejos errores del pasado.

 

Cerrar la exportación de carnes dejaría sin trabajo a mucha gente en un país que necesita inversión y desarrollo”. “Debemos producir libremente, somos el motor del interior del país y las amenazas solo generan incertidumbre y pérdida de confianza”, sostuvo Pino.

 

Efecto contrario

Chemes subrayó que las medidas “intervencionistas” en el mercado suelen lograr el efecto contrario al que se busca para combatir el aumento del costo de vida en el país. “Desde CRA vemos con preocupación la repetición de errores y de diagnósticos que se generan desde el Gobierno. La voluntad intervencionista con la que insiste el Gobierno es exactamente al contrario de las medidas que debería tomar”, dijo.

 

Sólo 27 %

Chemes resaltó la necesidad de “incentivar la producción” para que exista un “mayor abastecimiento” de carne vacuna en la plaza doméstica. Dijo que “solo el 27 por ciento” de la producción nacional se exporta: “El resto se está volcando al mercado interno”, acotó. “El Gobierno debería analizar seriamente los precios en las góndolas, porque cualquier alimento que uno consume o compra tiene entre un 47 y un 50 por ciento de impuestos”.

 


 

Alarma inflacionaria

 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará este jueves la variación del promedio de los precios al consumidor del mes pasado. Para los consultores privados la cifra volverá a superar el 4% y el trimestre cerrará por encima del 11%. Todo incompatible con el 29% presupuestado por Martín Guzmán en el presupuesto nacional.

 

Tras haber amenazado a las empresas que no fabriquen al tope de su capacidad, el gesto de Paula Español evidencia el alineamiento con los métodos de Kicillof. Eso mientras en el conurbano bonaerense, los productos que integran la Canasta Básica de Alimentos (CBA) aumentaron en marzo 5,18% en barrios populares, según la medición de un instituto de investigaciones (Isepci) vinculado a Barrios de Pie.

 

 

 

En materia de carne vacuna, la política de control de precios del gobierno de Alberto Fernández afronta sus propias limitaciones. El titular de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (CICCRA), Miguel Schiariti, advirtió desde el lanzamiento del programa oficial que la cantidad contemplada representaba “el 3 por ciento de lo que consumen los argentinos”.

 

Eso cuando aún no se había contabilizado que el consumo de carne vacuna en el primer trimestre del año fue el más bajo desde 2003. El mercado interno demandó unas 527.300 toneladas de res con hueso en ese período, lo que supone un 4,3% menos que en el primer trimestre de 2020. Fue el nivel más reducido de los últimos 18 años y marca el deterioro del mercado interno en tiempos de pobreza, pandemia y en año electoral.

 


 

La emisión preocupa a la CAC

 

La persistencia de niveles de inflación en torno al 4% mensual, el retorno después de cinco meses del financiamiento al Tesoro por parte del Banco Central y las nuevas restricciones a algunos sectores de la economía a partir del último viernes podrían tener un impacto negativo en la recuperación de la actividad, según la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC).

 

Para consolidar la recuperación faltaría profundizar la coordinación entre la agenda de corto y la de largo plazo para que las líneas que empiezan a trabajarse en el Consejo Económico y Social no se desdibujen”, señaló.

 

La preocupación que expresó la entidad coincide con un récord en los niveles de la base monetaria, que de acuerdo con los informes del Banco Central alcanzó a $ 2.862.387 millones el lunes 5 de abril, un 74,2% más que el monto recibido por la actual administración el 10 de diciembre de 2019.

 

Si bien en su último informe semanal la CAC destacó los repuntes de la actividad reflejados en los datos de la industria manufacturera, la construcción y la producción automotriz, también manifestó que “preocupan varias cifras conocidas en la última semana y media”, en especial el nivel de pobreza del 42% dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa