14 junio, 2021

Bill y Melinda Gates se divorcian y dividen una de las fortunas más grandes del mundo

Como Jeff Bezos y Mackenzie Tuttle El matrimonio, el cuarto más rico del globo, anunció este lunes su separación vía Twitter. ¿Qué pasará con sus bienes?

Bill y Melinda Gates, dos de los filántropos más influyentes del mundo, anunciaron hoy lunes su divorcio. 

 

La pareja, que se convirtió en un faro de la lucha contra el Covid-19, realizó el anuncio vía Twitter. Esta separación es probable que provoque una gran conmoción en el mundo de la filantropía, la salud pública y los negocios tecnológicos.

 

 

 

Este divorcio genera interrogantes sobre la fortuna de ambos que aún no fue donada a la fundación que lleva el nombre de ambos. Bill Gates -cofundador de Microsoft- es uno de los millonarios más importantes del globo, con una fortuna estimada en US$ 124.000 millones, lo que los ubicaban en cuarto lugar, detrás de Jeff Bezos, Elon Musk y Bernard Arnault (Louis Vuitton y Sephora).

 

 

“Después de pensarlo mucho y de trabajar mucho en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio”, expresó la pareja en un comunicado publicado en la cuenta de Twitter de Gates.

 

La pareja se conoció a finales de los años 1980 cuando Melinda se incorporó a Microsoft. Ambos iniciaron su relación en 1987 y se casaron en 1994 y tienen tres hijos. El divorcio llega tras 27 años de matrimonio. Juntos, crearon la fundación Bill & Melinda Gates, a través de la cual donaron miles de millones de dólares para la lucha contra enfermedades infecciosas e impulsado la vacunación de menores, por lo que se convirtieron en referentes desde que comenzó la pandemia del Coronavirus.

 

Ambos, junto a Warren Buffet, son parte de la iniciativa Giving Pledge, que insta a los millonarios a comprometerse a donar la mayor parte de su riqueza a fines benéficos.

 

Cuando se divorciaron Jeff Bezos y Mackenzie Tuttle 

Hace poco más de dos años, Bezos y Tuttle anunciaron también su separación. Tiempo después, la ex esposa del multimillonario Bezos, Mackenzie Tuttle, publicó en la red social Twitter las particularidades del acuerdo de divorcio y cómo se repartieron los bienes, que en total sumaban US$ 137 millones cuando anunciaron la separación Bezos, por su parte y prácticamente en simultáneo, posteó su propio mensaje en el que dice estar “muy agradecido” con todos sus amigos y familiares y, “más que nada”, con Mackenzie. Le agradece su apoyo y su amabilidad en este proceso, así como su habilidad en los negocios. “Ella es ingeniosa, brillante y amorosa, y a medida que se desplieguen nuestros futuros, sé que siempre aprenderé de ella”, escribió el CEO de Amazon para cerrar.

 

 

 

Tras su divorcio en febrero de 2019 de la que era una de las parejas más ricas y consolidadas de todo el mundo, MacKenzie se quedó del 25% de las acciones que el entonces matrimonio tenía en la compañía que crearon juntos hace más de dos décadas y en la que controlaban el 16% del capital. Conforme a ese reparto, ella quedó como propietaria del 4% de la empresa y cedió a su exmarido todos los intereses del diario The Washington Post y de la compañía espacial Blue Origin, ambas empresas fundadas también durante los 25 años que duró su matrimonio. A poco de un año después, en abril de 2020 la revista Forbes publicó su lista anual de mujeres más ricas del mundo: a la cabeza estaba la heredera del imperio L’Oréal, Françoise Bettencourt Meyers, con una fortuna de casi 57.000 millones de dólares, la hija del fundador de Walmart, Alice Walton, con 47.200 millones en un segundo puesto, muy reñida con MacKenzie Bezos, quien en solo dos meses había escalado de la cuarta a la tercera posición, rebajando a su anterior puesto a Julia Koch, la viuda del petrolero David Koch. 

 

Jeff, por su parte, aunque tuvo que dividir sus bienes con Mackenzie, inmediatamente recuperó su capital gracias a afortunadas inversiones y el impacto de la pandemia en el crecimiento del comercio electrónico, y este mismo lunes, la revista Forbes lo consideraba “en tiempo real” el hombre más rico del mundo, con un patrimonio de $ 197.1 mil millones de dólares.