21 junio, 2021

El famoso meme que se vendió por US$500.000

La famosa imagen de Zoë Roth cuando tenía cinco años frente a una casa en llamas, es desde hace años una de las más compartidas en redes sociales.

Comenzó como una foto familiar, se volvió un meme y ahora se vendió por US$500.000. “La niña desastre”, la famosa imagen de Zoë Roth cuando tenía cinco años frente a una casa en llamas, es desde hace años una de las más compartidas en redes sociales.

Su rostro pícaro -o malévolo, depende cómo se mire- se ha vuelto un clásico que ha acompañado a algunas de las fotografías o cuadros de las tragedias y momentos más terribles de la historia.

La joven, ahora de 21 años, aprovechó la fama de su imagen y acaba de venderla por US$500.000, una suma suficiente, según dijo, para pagar sus deudas estudiantiles, repartir entre su familia y donar a caridad.

Pero ¿cuál es la historia detrás del meme? ¿Realmente fue la joven responsable del incendio? ¿Cuándo se volvió viral?

Un golpe de suerte

En una reciente entrevista con BuzzFeed, Zoë Roth contó que todo comenzó una tarde de 2005, cuando ella tenía cinco años y veía la televisión con su familia.

Fue entonces cuando oyeron las sirenas de los bomberos y salieron a ver qué sucedía.

“Como a dos cuadras de nuestra casa había humo saliendo y fuimos a ver qué pasaba”, recordó. El padre, un aficionado a la fotografía que recientemente se había comprado una cámara, decidió llevarla al lugar del fuego.

“Mi padre estaba haciendo fotos de la casa y entonces me dice que era el momento de sonreír. Me pide que sonría y por eso es que hago esa cara, porque era como yo sonreía, la cara que ponía para sonreír, en ese entonces”, dice.

De la foto al meme

No fue hasta 2008, cuando conocieron que había ganado un concurso de una revista especializada sobre el tema: “emociones en la fotografía”.

Desde su publicación, la imagen se volvió viral y dio la vuelta al mundo acompañado momentos que van desde el hundimiento del Titanic hasta el desastre del Hindenburg.

“Simplemente la hacen encajar en cualquier imagen”, le dijo Roth al New York Times. “Me encanta verlos (los memes) porque nunca haría ninguno de ellos, pero me encanta ver lo creativa que es la gente”.