18 junio, 2021

Los comercios del macrocentro deberán hacer horario corrido

La Municipalidad llegó a un acuerdo con el gremio y los titulares de los negocios. En el resto de la ciudad podrán cerrar a la siesta. Cómo funcionarán el resto de los rubros, inclucyendo el servicio de delivery de comida.

La Municipalidad de Santa Fe anunció que llegó a un acuerdo con el gremio CUEC y los titulares de los negocios del macrocentro para aplicar obligatoriamente el horario corrido, en una franja de tiempo que puede ir desde las 9:00 hasta las 19:00.

Desde el Centro Comercial quieren que se aplique el horario corrido

La medida se da en el marco de la adhesión total de la Ciudad a las restricciones que decretó la Provincia, y deberá cumplirse en la cuadrícula delimitada por Rivadavia, Urquiza, Av. General López y Suipacha. En el resto del ejido urbano se permitirá el horario cortado, porque se supone que los trabajadores viven en las inmediaciones de los comercios. El tope es el mismo, las 19:00.  

Así fue confirmado en conferencia de prensa por el secretario de Producción y Desarrollo Económico local, Matías Schmüth, quien dio también otras precisiones sobre el funcionamiento de distintos rubros en la ciudad. 

Nuevas restricciones: punto por punto los anuncios de Perotti

Así, los supermercados tendrán una franja horaria que irá desde las 8:00 a las 20:00. En el macrocentro también estarán obligados a hacer horario corrido.

Por su parte, los restaurantes podrán permitir el ingreso de comensales hasta las 23:00, en función de la regulación fijada por la Provincia (sin circulación de vehículos particulares desde las 21:00).  

Servicio de delivery

En cuanto al servicio de delivery de comida, Schmüth aseguró que está dentro del rubro alimenticio y por lo tanto es considerado esencial

La única restricción es que tomen pedidos hasta las 23:00 “para poder apagar la ciudad a las 24:00”. 

Momento crítico

En la ocasión, el intendente Emilio Jatón expresó que “estas restricciones tienen que ver con el momento crítico de la pandemia y la ocupación de camas críticas en la ciudad”, y reiteró que “la idea es bajar circulación afectando lo menos posible al sector productivo”. “Estamos tomando medidas junto al gobierno provincial para cuidar la salud de todos”, garantizó.

En la misma línea, el ministro de Trabajo Juan Manuel Pusineri aseveró: “lo que no queremos ni vamos a permitir es que un santafesino o una santafesina que necesite un respirador o una cama crítica no lo tenga”. 

Asimismo, el funcionario provincial advirtió: “no estamos en condiciones de afirmar que estas sean las últimas medidas a tomar. Apostamos a que den resultado”.