14 junio, 2021

Arsenal cayó en la altura de La Paz ante Bolívar en el debut

Copa Sudamericana El equipo de Rondina perdió por 2 a 1 en el cotejo que completó la primera fecha del Grupo C.

Arsenal registró una digna presentación en los siempre hostiles 3.650 metros de altura de La Paz ante uno de los equipos grandes de Bolivia como lo es Bolívar, que lo derrotó por 2 a 1 en el cotejo que completó la primera fecha del Grupo C de la Copa Sudamericana.

 

Roberto Fernández, la figura de la cancha, en el primer tiempo, y Erwin Saavedra, que debió retirarse anticipadamente por lesión, en el segundo, fueron los autores de los goles bolivianos, descontando para los de Sarandí el experimentado zaguero central Jonathan Bottinelli en el tercer minuto de descuento del partido jugado en el estadio Hernando Siles.

 

El técnico Sergio Rondina dispuso de una formación alternativa para ir al techo del fútbol sudamericano, en la que mechó jugadores juveniles con otros muy experimentados como el mencionado Bottinelli, Emiliano Papa, de 39 años, o el propio arquero Alejandro Medina, de 34.

 

Y con una línea de cinco que a veces hasta fue de seis, Arsenal complicó las aspiraciones de los dueños de casa y hasta merodeó su área con cierta peligrosidad cuando “tomó aire”, en las postrimerías del primer tiempo.

 

En ese tramo final de la primera mitad fue importante para ello el despliegue y la vocación ofensiva de Jonathan Candia, que mantuvo en jaque a los defensores locales y exigió en dos oportunidades al arquero debutante Rúben Cordano cuando Bolívar ya se había puesto en ventaja a los 42 minutos por intermedio de Fernández.

 

En la segunda etapa el arranque volvió a ser para los anfitriones, que sobre el cuarto de hora llegaron a la última conquista de su cosecha a través de Saavedra, que 15 minutos más tarde se retiraría lesionado. Sin embargo Arsenal no se cayó pese a la adversidad de todo tipo que iba en aumento conforme pasaban los minutos, y cuando las agujas del cronómetro del árbitro ecuatoriano Franklin Congo estaban a punto de dejar de girar Bottinelli, a los 36 años se dio el gusto de marcar en un certamen internacional con un violento zurdazo que se clavó contra el ángulo superior izquierdo del arco defendido por Cordano.

 

No había tiempo para más, como quedó dicho, pero en una pelea por ese primer puesto que es exclusivo para alcanzar la próxima fase, quizá ese gol tenga un valor agregado a la hora de luchar por la clasificación.

 

El próximo rival de Arsenal será Ceará, de Brasil, al que recibirá en la próxima semana en Sarandí y que ayer venció al otro integrante del Grupo C, el también boliviano Jorge Wilstermann, por 3 a 1 como local.

 

 

‘ \xa0’