23 junio, 2021

Desvalijaron un complejo deportivo

Barrio Sargento Cabral Ocurrió este miércoles a la madrugada, en una cancha de Fútbol 5 de calle Sarmiento al 5500.

Pelotas de fútbol, un televisor, un horno microondas, cubiertos y hasta una caja de fernet fueron parte del botín que este miércoles a la madrugada, desconocidos se llevaron del complejo deportivo “Joga Bonito”, ubicado en el barrio Sargento Cabral.

 

Según se cree, el hecho habría ocurrido entre las 2 y las 3 de la mañana, dado que un vecino escuchó ladrar llamativamente a su perro, pero como en la cancha de fútbol 5 no había nadie, el robo se consumó de todas maneras.

 

La denuncia quedó radicada en horas de la mañana en la Comisaría 5ta. luego de que los propietarios llegaran al lugar a abrir las puertas como lo hacen todos los días, desde que las autoridades los habilitaron para volver al trabajo.

 

Puerta al frente

“Lo vimos hoy temprano cuando llegamos al negocio. Estaba forzada la puerta de hierro de adelante y faltaban los electrodomésticos: el televisor, el microondas, una computadora…”, enumeró una de sus propietarias-

 

“Se llevaron hasta una caja de fernet y un tupper con cubiertos para 48 personas; también herramientas y una caja con pinzas para el asador”, amplió la damnificada.

 

En cuanto a los artículos deportivos, faltaron “pelotas de la marca Nassau para Fútbol 5, de color naranja” y “adentro rompieron la pared donde estaba el tele, porque arrancaron los cables y conexiones”, amplió.

 

Huellas marcadas

Los ladrones ingresaron por la puerta de calle Sarmiento 5534, que a pesar de ser de hierro igualmente fue barreteada. En el interior quedaron pisadas de al menos dos tipos diferentes, por lo que se presume que fueron dos o más personas las que entraron a las instalaciones.

 

Y si bien la denuncia quedó radicada, la policía no había ido al lugar a constatar el hecho hasta altas horas de la tarde.

 

El lugar es un complejo deportivo en el que además de la práctica de fútbol 5, se realizan otras actividades recreativas, como la celebración de cumpleaños, torneos infantiles, fútbol femenino y en algún momento se dictaron clases de gimnasia y de danza.

 

El robo llega en un momento crítico para la empresa familiar, dado que “veníamos de la pandemia” en la que “solo acumulamos deudas” y para pagarlas “sacamos créditos”, se lamentaron.