La agenda tecnológica se mete en la campaña electoral: ¿el rol del Estado debe ser como regulador en la industria telco?

La agenda tecnológica se mete en la campaña electoral: ¿el rol del Estado debe ser como regulador en la industria telco?

El rol del Estado como regulador de la industria de las telecomunicaciones divide las opiniones entre los candidatos oficialistas y oposición

La visión de los candidatos de los principales partidos del país sobre el rol del Estado en la industria de las telecomunicaciones también se metió en la campaña electoral.

La cámara de resonancia de las diferentes miradas fue la segunda edición de la 31º edición de Jornadas Internacionales en el marco del panel «La agenda legislativa para el desarrollo del sector, su visión sobre las TIC como pilar para el desarrollo de la digitalización de la economía y la sociedad» del evento organizado por la Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) y la Cámara Argentina de Productores y Programadores Audiovisuales (CAPPSA).

Las diferentes posturas estuvieron a cargo de Diego SantilliFlorencio Randazzo por la provincia de Buenos Aires; Alfredo Cornejo de Mendoza; Natalia de la Sota de Córdoba; Rodrigo de Loredo de Córdoba y Roberto Mirabella de Santa Fe. También fue invitada Victoria Tolosa Paz, pero finalmente no concurrió al evento.

En este sentido, Diego Santilli, rechazó el decreto del presidente Alberto Fernández de congelamiento de los precios de los servicios de telefonía, internet y televisión por cable.

«El DNU 690 es el mejor ejemplo de una política de estado que atrasa» sostuvo el candidato a diputado nacional por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, quien a su vez sostuvo que con «reglas claras» segenera inversión y desarrollo. «El Estado debe acompañar la iniciativa privada. Menos regulación y más competencia», reclamó.

Del mismo modo, resaltó que «la industria de las telecomunicaciones representa el 3% del PBI» y agregó que «la conectividad es desarrollo y futuro y gracias a esas tecnologías, los emprendedores pueden vender sus productos al mundo».

En igual línea Alfredo Cornejo, candidato a diputado nacional por Mendoza, aseguró que el DNU 690 «genera incertidumbre en el sector» y advirtió que «el acceso a la conectividad no se logra con la calificación de servicio público».

El ex gobernador mendocino y actual presidente de la UCR hizo hincapié en el retraso por falta de apoyo y reglas claras para el desarrollo de la industria que tiene la Argentina. «La industria TIC realiza inversiones, genera empleo y tiene una gran importancia en el PBI», señaló durante su exposición.

Industria controlada

En tanto, Rodrigo de Loredo reclamó funcionarios y políticas públicas que entiendan la necesidad de contar con acceso a internet en condiciones de velocidad, precio, calidad e igualdad para no quedar afuera de la nueva economía ordenada por los bytes.

«El DNU afecta el desarrollo de todo el sector. Se controla una industria que invierte en dólares y cobra en pesos, con márgenes bajos, y que está obligado a una constante reinversión por el aumento sistemático de la demanda», aseguró.

El candidato radical en Córdoba y ex presidente de ARSAT aprovechó su intervención en las Jornadas de Cable para presentar cinco consideraciones personales sobre la industria:

  • 1) Las inversiones en infraestructura de redes para despliegue de cobertura y la constante actualización ante la demanda creciente de datos son la llave para el desarrollo y en ese sentido necesita previsión, rentabilidad y articulación con el sector público.
  • 2) El conglomerado de PyMEs, cooperativas e ISPs que llevan internet al interior del interior deben estar protegidos y estimulados por las políticas públicas.
  • 3) La falta de previsibilidad económica y el impacto del DNU 690 como expresión de realismo mágico, que pretende llevar la conectividad a todos, a precio controlado, con solo declarar la existencia de un servicio público, actúa como un impedimento.
  • 4) Las soluciones se deben buscar en la articulación público-privada. El compromiso del sector durante la pandemia, para resolver los desafíos de forma conjunta, fue un claro ejemplo del camino a seguir.
  • 5) Sigue siendo imprescindible un uso eficiente y controlado del Fondo de Servicio Universal.

Las soluciones se deben buscar en la articulación público-privada. El compromiso del sector durante la pandemia, para resolver los desafíos de forma conjunta, fue un claro ejemplo del camino a seguir.Los candidatos aseguran que las soluciones para la industria de las TIC se deben buscar en la articulación público-privada

Por su parte, Roberto Mirabella, recordó que «la pandemia ha acelerado vertiginosamente la digitalización de toda nuestra sociedad».

El candidato a diputado del Frente de Todos en Santa Fe fue el único que defendió el rol del Estado en la industria de las telecomunicaciones al sostener que con una regulación moderna se promueve la inversión.

«Es imprescindible fomentar la competencia, asegurar la neutralidad de la red y acompañar la infraestructura por todas las necesidades de conectividad. No hay otra forma que lograr una articulación público privada, tenemos la obligación de masificar la inclusión digital».

En ese marco, enfatizó que para lograr este objetivo, las entidades nucleadas en ATVC son socias estratégicas. «Debemos lograr y acordar políticas de Estado que trasciendan los gobiernos, que garanticen el desarrollo de proveedores locales, que cubran sectores estratégicos y territorialmente muy alejados», señaló.

Pidió además encarar definitivamente la infraestructura de conectividad desde una perspectiva que contemple todas las aristas. Internet hoy ocupa un rol similar al del ferrocarril, que produjo un gran desarrollo regional.

fuente: iprofesional.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *